NUEVAS ALTERNATIVAS PARA PROTEGER LA MADERA EN BASE A HONGOS Y ACEITE OLIVA.

Estudios realizados en la Universidad de Eindhoven han demostrado que el aceite de oliva junto con los hongos que proliferan en este recubrimiento, pueden generar una nueva alternativa de protección a la madera ante la podredumbre y la degradación ocasionada por la luz solar, de una manera totalmente amigable con el medioambiente.

Esta innovación ya había sido descubierta hace más de 20 años por el profesor Michael Sailer, quien observó que la madera recubierta por aceites vegetales (como es el caso del cáñamo y la linaza), se tornaban de color negro al encontrarse expuestos a los factores climáticos como es el caso del viento, la lluvia y la luz solar. Estos trozos de madera tras un tiempo de exposición al exterior lograron mantener su dureza, a diferencia de la madera no protegida por esta película oleosa, la cual al estar podrida se tornaba blanda y suave. Tras análisis microscópicos se pudo observar que esta mayor durabilidad de las piezas, se generaba por acción de un hongo que formaba una película  de color negro sobre la madera aceitada, debido a que el aceite impide que el agua ingrese a la madera, haciendo que los hongos proliferen sobre la capa oleosa.

La investigadora de la Universidad de Eindhoven,  Elke Van Nieuwenhuijze, tomo esta experiencia como parte de su trabajo de doctorado: probó esta solución con distintos tipos de madera que fueron impregnados con diversos aceites de origen vegetal, como es el caso del aceite de oliva y de linaza. El resultado fue que los hongos se proliferaron casi de manera inmediata sobre la madera, generando esta película negra opaca sobre las piezas.

Esta capa de hongos al ser de color negro, bloquea la luz UV, evitando la degradación de la madera. Dentro de la investigación también se postula que la densidad de la capa de hongos negros  impide que proliferen otra clase de agentes bióticos que puedan degradar la madera. Este tipo de solución aún se encuentra en desarrollo, por lo que la investigadora sostiene que aplicar aceites de tipo vegetal aun no es recomendable, sobre todo cuando la formación de esta película protectora no se genera de una manera homogénea, especialmente en aquellas áreas que se encuentran menos expuestas. Debido a lo anterior, es necesario aún investigar si la aplicación de estos aceites deberá realizarse mediante impregnación o aplicación directa a través de brochas o pinceles.

Fuente: Eindhoven University of Technology. (2018, November 5). Olive oil and fungus protect wood from wood rot. ScienceDaily. Retrieved December 12, 2018 from www.sciencedaily.com/releases/2018/11/181105122508.htm