NUEVOS ESTUDIOS QUE AVALAN EL COMPORTAMIENTO SÍSMICO DE LA CONSTRUCCIÓN EN MADERA.

Un estudio realizado por estudiantes de la Universidad del Bío Bío, denominado “Análisis del desempeño estructural de un edificio en base a marcos livianos de madera”, ha demostrado que las estructuras de madera se dañan menos que las estructuras de hormigón ante movimientos sísmicos, aún cuando las edificaciones en madera sufran un mayor desplazamiento.

Esta propuesta analizó el comportamiento sísmico de una estructura de 5 pisos y más de 13 metros de altura, la cual fue modelada a través de una interfaz gráfica 3D, simulando de forma detallada todos los componentes de esta estructura, esto quiere decir que se modeló cada clavo de revestimiento así como también cada elemento mecánico de sujeción. El trabajo se desarrolló en, aproximadamente, seis meses, comenzando con una revisión bibliografía de la temática, pasando posteriormente al cálculo estructural de la edificación y el consiguiente modelo de simulación de dicha estructura, finalizando con un panel de expertos quienes asesoraron el trabajo de estos estudiantes y evaluaron las repercusiones que podría traer un estudio de esta magnitud.

Dentro de las principales conclusiones de este trabajo se puede destacar la importancia que posee la unión entre la placa estructurante con las piezas de madera que componen el tabique, esto quiere decir que si se aumenta la capacidad de esta fijación, el edificio se rigidiza mucho más  y se deforma en menor medida, por lo cual la capacidad del edificio aumenta pero el colapso de este se anticipa.

Este trabajo además comparó los estados límite de una estructura de hormigón armado de carácter rígido con los estados límite de una estructura de madera, llegando a la conclusión que ante un evento de carácter sísmico, una estructura de madera se desplazará más, pero se dañara mucho menos que una estructura de hormigón armado, demostrando la versatilidad de este material para la construcción de edificios en mediana altura.

Este estudio tiene una gran importancia, teniendo en cuenta las nuevas iniciativas desarrolladas por el Ministerio de Vivienda, quien ha empezado a preparar prototipos de edificios de vivienda social a media altura en la ciudad de Rancagua, lo que permitiría avanzar en el desarrollo de construcciones en altura en base a este material. Sin embargo para ello es necesario un cambio en la actual normativa que rige este tipo de construcciones, precisando incorporar estudios como el desarrollado por estos alumnos de la Universidad del Bío Bío, así como también una serie de experiencias en el extranjero, que han demostrado la factibilidad de la construcción en altura en base a estructuras de madera, transformándose en una alternativa mucho más sustentable y amigable con el medio ambiente que las construcciones tradicionales.