¿Qué es el sistema de tabique lleno o log cabin?

Dentro de las ventajas que posee la madera, se encuentra su alta versatilidad a la hora de construir, pudiendo ser utilizada no tan solo para construcciones menores sino también para cubrir grandes luces como es el caso de la madera laminada o edificios de varios pisos a través del sistema CTL de madera contra laminada. Así también existen algunos otros sistemas constructivos en base a este material, que permiten obtener otro tipo de terminaciones o calidades estéticas de nuestras edificaciones.

Este es el caso del sistema de tabique lleno o log cabin, el cual básicamente consiste en una serie de trozos de madera apilados uno sobre u otro y trabados mediante muescas en sus esquinas, generando de esta manera una estructura rígida habitable. Este sistema es utilizado principalmente en cabañas debido a la terminación de carácter rustica que se obtiene.

Ha sido utilizado desde hace siglos en Europa, Norteamérica, así como también en algunas zonas cordilleranas de la Araucanía como es el caso de Lonquimay, Melipeuco y Curarrehue, debido a la sencillez de su construcción, sobre todo en aquellas áreas de carácter fronterizo, en donde los recursos son escasos y se contaba con una alta cantidad de madera para construir un refugio de manera relativamente rápida, llegando a ser considerado como el primer sistema constructivo en base a madera desarrollado por el hombre hace más de 3000 años.

Para la construcción de este sistema es necesario que los troncos de madera o rollizos, posean un largo mayor al recinto que confinan, esto con el objetivo de que permita realizar el trabajo entre los elementos, que le da la resistencia al sistema. Pueden utilizarse piezas de sección circular, o también rectangulares, teniendo en consideración que estos cuenten con anchos similares con el fin de otorgarle una apariencia más homogénea a la construcción.

Con respecto a las muescas que permiten trabar los diferentes troncos, estas deben poseer al menos una profundidad de un cuarto de la sección total del tronco, es decir que si el tronco posee un diámetro de 20cms, la muesca no podrá tener menos de 5 a 6,5 cms de profundidad, contando con un ancho suficiente para dar cabida al tronco superior. Las variaciones del tipo de madera a utilizar como también de la unión entre los rollizos o troncos, permiten generar distintos tipos de terminaciones al sistema.

Este sistema si bien utiliza una alta proporción de madera, permite otorgarle a las construcciones una gran estabilidad y resistencia, así como también una alta resistencia térmica y acústica, a causa de la masa de la madera, que le otorga también una mayor durabilidad a la acción de agentes patógenos como también a la acción del fuego. Por otro lado, la utilización de grandes piezas de madera permite también un mejor aprovechamiento del material y una mayor velocidad en la construcción, sobre todo al utilizar piezas industrializadas, que permiten menores problemas en el montaje. Es también necesario reconocer algunas desventajas, como es el caso del reemplazo de piezas dañadas lo que incide en la mantención a largo plazo de las edificaciones.